mano cafe cuadro

Pulso por Juan Manuel Clavería

Tiemblo, desde el pelo a los pies.

Tiemblo y no lo controlo.

Me exijo, me pregunto, me asusto.

Le resto importancia, todos tiemblan, o tienen miedo, están nerviosos, se sacuden por el frío.

Pero tiemblo, tiemblo y no lo controlo.

Me dicen exagerado, se preocupan, me preocupan.

Pero tiemblo, tiemblo y temo perderme a mí mismo por no temblar, por pertenecer.

¡Y se burlan! Se disfrazan sin saber lo que cuesta.

Aumenta el temblor, y en la canción disminuye el pulso.

El papel se me escapa, ante lo antiestético que resulta plasmarle algo.

El café está prohibido y en mis manos se revuelve por sí mismo.

Caricias como de gelatina, recorren cuerpos inseguros.

Pero tiemblo, y hasta da risa, ¡pero la  risa tiembla!

Tiembla la voz al contarlo,  pero es así, tiemblo.

23 años. Nacido en Cutral-Co, reside actualmente en Neuquén. Estudiante avanzado de la carrera de Licenciatura en Filosofía. Músico y poeta amateur. Perteneciente al grupo “poesía express”, coreuta vocacional en coros autogestivos.  

Añadir un comentario

No se publicará tu dirección de correo electrónico. Los campos obligatorios están marcados con *