ojos rostro

Nueva ausencia por Ana Schwarz

Invité al fuego a lamer cada pétalo de mi trémula rosa

vibrante de gozo gravé en vos cada palabra

que haga en tu pecho la primavera.

¿Y si ello no bastase?

¿Y si la despedida fuese

inevitable?

Invité al fuego a incendiar el rosal

para darte al pájaro de fuego

que duerme en mis raíces.

Añadir un comentario

No se publicará tu dirección de correo electrónico. Los campos obligatorios están marcados con *