jaula-hombre

El cínico por Santiago Daniel Riveros

¡Cínicos eran los de antes! Por estas épocas, el cinismo no es un movimiento ¡es una quietud! No es un estilo de vida ¡es la muerte! Será por eso, tal vez, el éxito del cine de los zombies. Se los puede caracterizar como ese público de estáticos que arenga su falta de ganas. Se duda si su impotencia reside en un desorden orgánico, o son resultado de la “Sociedad del Cansancio”. Descansan en la idea del “piensa menos y vive más”, pero lo cierto es que consideran que el curso de la vida es irremediable. La marcha es siempre hacia el costado, y sin sospecharlo, acuden a la milonga de la derecha. Cuando se percatan –si es que despiertan- de haber cantado la sinfonía de los vendepatrias, ya es tarde. . . y están cansados (es hora de dormir).

Su austeridad, es sólo de ocurrencias. Y ensalzan ese defecto como una virtud. Son seres completados, madurados en la idea de que todo está hecho. Se han estancado en la desilusión de los sabios del balompié que afirman que, “en el fútbol está todo inventado”.  

Compran cosas  para enaltecer su ego devenido en templo. Si pudieran, inventarían un lenguaje propio y matarían las horas charlando con el espejo –que siempre les da la razón. Ensimismados y enemigos del compromiso. Dicen no tener ataduras, pero el mercado los hace libres. Se ponderan en una autorreferencia de no acabar, para empujar un cacho la libido que se les apaga al poco andar. Viven una cómoda opacidad. Se apagan al ratito de caminar, porque sus días son descartables.

¡Cuánta diferencia del Diógenes que se paró a caminar! Para alegar que el “movimiento se demuestra andando”.

El cinismo para los griegos era un modo de vivir. Constituyeron una escuela, toda una forma de acostarse sobre la vida. Filosofaban. El mamífero de hoy, se cansa si se acuesta y se para si se cansa. Ya no hay algo tal como el Cinismo. Por el contrario, les opera un juego de palabras que ni sospechan: “Sin-ismo” dicen, sin darse cuenta.

Allá ellos. . . 

Soy estudiante avanzado de Ciencia Política en la Universidad Nacional de San Juan. Además, integro en calidad de Presidente la Comisión Directiva del Centro de Estudios Políticos Encuentro Latinoamericano. Actualmente, junto a un grupo de estudios, realizamos una investigación para el Instituto Oscar Masotta -que versa sobre Política y Psicoanálisis-. Estudié Lenguaje de Señas en CRESCOMAS y en la actualidad me encuentro en tercer año de Inglés en el Instituto Sabino Pignatari. Por otro lado, junto a profesores y estudiantes de la carrera, creamos el Blog “Pensando lo Político”, donde se pueden ver algunos ensayos de mi autoría por si hiciese falta corroborar el estilo pensandolopolitico. Por último, quisiera hacer hincapié en mi entusiasmo por espacios como éstos, en los que se puede escribir sobre diversos temas y en distintos niveles.

Añadir un comentario

No se publicará tu dirección de correo electrónico. Los campos obligatorios están marcados con *