alquimia

Alquimia por Ana Schwarz

Dejándolo arder…

lo volátil
siempre fue
el sustento
de esta vida.


Entre miradas sucias
me pierdo en el carnaval;
los rostros dan vueltas,
los nombres se apilan
las letras se quiebran.


Olvido mis manos
y limpio con ellas
el sudor de otro cuerpo
que creí mío.
Dije perdón en mi confusión;
mi corazón no dejó de estar roto,
mis piernas tiemblan,
me abisma ser libre.

Añadir un comentario

No se publicará tu dirección de correo electrónico. Los campos obligatorios están marcados con *